Tag Archive: SomosContinuidad

Más casos de covid-19 en Cuba con 92 confirmados este miércoles, se reportan dos fallecidos

logocovid cmks area 491x240Al cierre del día de ayer, 9 de septiembre, se encuentran ingresados en hospitales para vigilancia clínica epidemiológica mil 614 pacientes, de ellos: en vigilancia 61, sospechosos 889 y confirmados 664. Read the rest of this entry >>

Se potencia en Guantánamo producción de medicina natural y tradicional

farmacias_guantanamoA favor de contrarrestar los síntomas respiratorios  en Guantánamo se prioriza la fabricación de unas cuatrocientas mil unidades físicas mensual de Medicina Natural y Tradicional , con énfasis los jarabes anticatarrales  y melito de propoleo,aseguró Marbelis Arguelles Bauta, especialista en la Empresa Provincial de Farmacias y Ópticas. Read the rest of this entry >>

Cuba reporta 88 nuevos casos de COVID-19, dos fallecidos y 16 altas médicas

logocovid cmks area 491x240Al cierre de este miércoles, Cuba reportó 88 nuevos casos de COVID-19, para un total de 4 214 desde marzo; dos fallecidos y 16 altas médicas, informó este jueves en conferencia de prensa el doctor Francisco Durán García, director nacional de Epidemiología del Ministerio de Salud Pública (MINSAP). Read the rest of this entry >>

Tras Matthew, el aromático buchito de café

1 cafeLa recuperación se apoyó en el eficiente trabajo de viveros.“Grita” DESVASTACIÓN y suelta los vientos de Matthew. Los bosques calcinados de octubre de 2016, en Maisí, vuelven a mi mente como imagen fantasmagórica de Harry Potter, cuando Danny Matos Bravet, director técnico- productivo de la Empresa Agroforestal de ese municipio, responde la primera de muchas preguntas sobre la recuperación cafetalera local, tras el paso del meteroro más destructor que se recuerde desde 2007 en la cuenca del Caribe. Read the rest of this entry >>

Sao del Indio: combate o batalla, victoria cubana

0829 hermanos maceoCuando este 31 de agosto se cumple un siglo y cuarto de la victoria independentista cubana contra los militares colonialistas españoles en Sao del Indio, la significación permanente de esa acción bélica librada en territorio de Guantánamo vale la conmemoración. Read the rest of this entry >>

Con todas sus aulas con aval sanitario reanuda Guantánamo curso escolar 2019-2020

reinicioCURSOESCOLARTras ajustes curriculares y adecuaciones de horarios, espacios y rutinas, abrieron hoy sus puertas, con aval sanitario y de forma segura, las 778 escuelas guantanameras de la enseñanza general, para acoger a sus más de 87 mil 400 escolares, en la reanudación del curso 2019-2020.

Recuperación de viviendas en Maisí

foto 1Las quejas en la comunidad de petrocasas de Los Llanos se concentran en la mala terminación de las viviendas, los problemas con el agua y hasta la promesa incumplida de colocar un teléfono.En la comunidad de petrocasas de Los Llanos, un sitio que los lugareños prefieren llamar La Vega, todo parece a medio terminar, incluso los inmuebles ya entregados como parte de un proyecto que debe sumar otras seis viviendas a las 10 existentes

Los peros son muchos y algunos repetidos entre las familias que, en un amanecer de la semana pasada que prometía lluvia, nos dejan entrar a sus casas, erigidas por la Empresa Integral de la Construcción de Guantánamo, Micons.

Allí, tras Matthew y su saldo de casi nueve mil viviendas afectadas en diferentes grados –incluidos tres mil 398 derrumbes totales, restaurados a un 43 por ciento-, se orientó que la recuperación implicara más que reponer lo arrasado, que lo nuevo debería ser mejor, más bello, funcional y seguro. Y eso, en principio, está cumplido.

Reconocer la mejoría en las condiciones habitacionales no es óbice para que los moradores me hablen de la mala terminación; de la lluvia que se cuela por los orificios entre las paredes y el techo; de la distribución de agua cada 20 días, y la falta de reservorios suficientes para almacenarla, pues “no han puesto los tanques prometidos y prohibieron hacer cisternas”, en palabras de Odalys Pérez; o de las ventanas “sujetas” con macilla como las de Caridad Castro.

Cada uno de los que recibieron una llave hace medio año en esa zona de tierra roja y horizonte de nuevo verde –donde calles y contenes están por terminar, y los purlings sin pintar muestran síntomas de corrosión-, salió de facilidades temporales de tejas infinitas, o del tránsito de casa en casa ajena y, antes de Matthew, de techos por lo general poco resistentes.

Están mejor, en definitiva. Lo entienden, pero deberían estar bien, y punto.

Entre extremos…

Justo en Punta de Maisí, donde domina la altura del faro Concha, se concentra la mayor parte de las viviendas erguidas por el Estado –un empeño compartido entre el Micons, la Empresa provincial de la Construcción, Epcons, y la Agricultura- tras el huracán de octubre de 2016.

foto 2“Hemos recuperado lo que ha sido posible con nuestros recursos y los asignados por el país”, asegura el intendente. Eddy Legrá Lores, Intendente en el municipio extremo oriental, detalla las obras de la zona: 74 petrocasas en la comunidad de Limones, 42 de esa misma tecnología en Punta de Maisí que deben sumar allí mismo otras en el futuro, y 16 biplantas de sistema forsa en un espacio en el que, asegura, también se prevé seguir levantando viviendas y completando cuanto requiere la urbanización.

En los forsa de La Punta, a nuestra llegada no hay constructores –andan de pase, asegura el dirigente del Gobierno local- pero las huellas del regreso son visibles. Eso esperan los vecinos, la mayoría procedentes de la localidad y de Cueva del Agua.

Casa adentro hay fortaleza, mas no esplendor. “Es lo previsto, lo que podíamos hacer objetivamente con la falta de recursos…, darles un inmueble fuerte a las personas que lo perdieron todo, y es lo que usted ve”, resume el intendente.

Milagros Arias Gómez, damnificada de Cueva del Agua, escucha, pero igual se queja de las zonas húmedas –baño y cocina- sin más enchape que cemento pulido, la marquetería sin pintar, los problemas con el suministro de agua -que llega una vez por semana desde la planta desalinizadora de la comunidad-, la falta de tanques, y la fosa adónde van a parar las aguas negras que se llena y corre, caserío abajo, como un río genuino en busca del mar.

Al centro de La Máquina, otra anciana –María Juana Sánchez- vive una historia más feliz. Su hijo, Raidel Romero, principal artífice de la construcción tras el derrumbe total de la vivienda de madera donde vivían, asegura que lo más pesado de la obra está hecho, gracias a un subsidio de 85 mil pesos.

“La casa -según el concepto de célula básica de 25 metros cuadrados- es de mampostería, y tiene dos cuartos, baño, sala-comedor y una cocina multiusos. La verdad es que vamos bien, a veces se retrasa algún material, pero por lo general no hemos tenido tantos problemas”, explica.

De hecho, es la expresión de una política que prioriza los subsidios y determina que este año, con un plan total de 439 casas, de todos los programas de construcción, solo ese cumpla con las 115 obras previstas a terminar en lo que va de 2020.

En el otro extremo, cuando nos alejamos en nuestro tránsito hacia Baracoa –por la nueva vía que evita los sobresaltos a veces sangrientos de La Boruga-, hay por lo menos dos familias con historias y dolores totalmente opuestos.

Si en Los Llanos y La Punta el problema es lo que falta por hacer, en la localidad de La Mula, en Vertientes, se oscurecen los grises. Orney Marín dice que todavía ocupa la facilidad temporal que compuso con 50 tejas negras luego del huracán, la misma donde vivió su madre hasta su muerte, hace tres meses:

“He ido a la tienda de materiales del Consejo de Sabana –donde les sitúan los productos- varias veces, pero dicen que hay solo para los subsidios y las casas en terminación. Para quienes construyen por esfuerzo propio, desde cero, no hay nada”.

Aquí, asegura Orney y la familia de Susana Torrens Columbié, “no les han dado nada a casi nadie, si acaso a unas pocas familias beneficiadas con subsidios, y están a medio hacer. La tienda, la mayor parte del tiempo, está vacía”.

Josefina, la madre de Susana, me muestra, a unos metros de su morada, la media docena de horcones y un cuadrado de cemento donde se adivinan los restos del hogar arrasado por Matthew y, a un lado, dos montículos de áridos:

“No es falta de gestión, después del huracán, mi hija –que también construye con su esfuerzo- consiguió los papeles, pero no ha podido comprar acero, cemento… Mientras tanto pernocta en la casa de su novio o aquí, pero la idea es que tenga su casa y pueda vivir con su hijo, que cuido mientras tanto”.

Material de retraso

Los principales atrasos de la recuperación, asegura el intendente, se relacionan con los materiales de la construcción, los que dependen de asignaciones a nivel de país y provincia, y representan el 85 por ciento de los necesarios para completar una vivienda, y la escasa –ahora nula- producción local de áridos.

“Tal escasez –de cemento, elementos de electricidad, juegos sanitarios, acero…- no tiene que ver con la COVID-19. Son recursos limitados que entran escalonadamente, de acuerdo con nuestros planes de recuperación, que prevén como límite temporal terminar las mil 947 viviendas pendientes, el año 2023”, acota.

Mientras, “el cese de las producciones en El Lindero, el molino de piedra del Micons en Punta de Maisí, desde hace más de un año y medio, implica que los áridos lleguen a Maisí desde Baracoa y Cajobabo, en Imías”, continúa.

En estos momentos, los pocos áridos que se producen en el territorio se procesan en las siete minindustrias –seis de la Industria de Materiales y una de la Epcons- que los usan como insumos para cumplir sus encargos.

De estos establecimientos, beneficiados con donaciones de equipos, los damnificados se sirven de manera directa, pues después de pagar en Comercio, las personas vienen con los recibos y recogen los materiales donde se producen.

Foto 3Las siete minindustrias de materiales de la construcción en Maisí son clave en la fórmula de la recuperación en el municipio extremo oriental.La Punta tiene dos de estas fábricas. En una de ellas, la más cercana al faro –la otra colinda con El Lindero-, Yunier Leyva se presenta como el jefe de la Brigada de cuentapropistas que la opera desde el 2017, ahora bajo la dirección de la Empresa de Materiales.

“Tenemos molinos de quijada, dos molinos de pala, mezcladora, dos trompos, prensa de mosaico…, y con estas máquinas producimos bloques de 10, 15 y 20 centímetros, también mosaicos, losas canales, seis tipos de piedra y tanques para agua”.

Durante estos años, el principal impedimento ha sido el cemento, aunque ahora tienen. Las piedras, asegura mientras alerta que pronto serán reubicados a un sitio más ventajoso, “son de potrero, porque no tenemos yacimiento”.

Un informe del Gobierno sobre la producción local de materiales, hasta junio, es relevador: de los ocho genéricos analizados, solo la producción de mosaicos superó lo previsto, con 11 mil 500 unidades, casi dos veces y media más de lo previsto para todo el año.

En los otros renglones, solo el bloque de 10 se salva, a un 51 por ciento; el resto de los genéricos muestran cifras mínimas o inexistentes, como los bloques de cerramento, la losa canal y las mesetas con hueco o sin este.

Visión global

“Todo lo que podíamos recuperar, lo hicimos, los derrumbes parciales y totales de techo, las afectaciones parciales de las viviendas…, ahora solo nos queda una parte de los totales, mil 947 familias que, por lo menos, ya tienen la solución para hacer su vivienda”, reconoce Eddy Lores Pelegrín.

Las vías fundamentales que menciona son la estatal –prevista fundamentalmente para personas con dificultades personales y financieras para levantar una vivienda-, el subsidio, los créditos, las bonificaciones y el esfuerzo propio.

De acuerdo con un informe gubernamental sobre la recuperación, los subsidios fueron la forma más expandida para restaurar los arranques de Matthew, en tanto se terminaron 338, se ejecutan 410 y quedan pendientes 339. Le siguen las viviendas estatales: las levantadas suman 429 y quedan por iniciar 287.

La mayoría de los módulos de montaña previstos se terminaron, 647, y se ejecutan 118; mientras las bonificaciones tienen el mayor atraso, en tanto solo 32 se han concluido, y 792 no han comenzado.

Entre las viviendas estatales, además de los asentamientos ya mencionados, el Intendente menciona otros “frentes de trabajo”: una comunidad de residencias individuales en Los Llanos, la comunidad Los Adriano-Galano-Cautín en Chafarina, La Asunción, y ocho edificios forsa en La Máquina.

Debemos, me asegura el Intendente, “abrir una nueva comunidad en la zona de Chafarina, donde debemos ubicar una docena de inmuebles”.

El 2023, me repite, “es la meta no solo para la recuperación tras Matthew, también para cumplir los programas de la dinámica poblacional –se identificaron 245 mujeres con dos niños o más que necesitan ayuda para ampliar sus casas o tener una propia-, y las necesidades de la familia maisiense que, por suerte, crece”.

A los 106 años, el fidelista de siempre

1 HipolitoAlegría de vivir la Revolución creada por Fidel.Fidel no debió morir. El pueblo lo sufre, aunque lo sienta presente. A él me unieron muchas cosas, pero, sobre todo, nuestra fecha: el 13 de agosto.

Hipólito Mustelier conversa pausado en la sala de su casa, asentada en el número 1320 de la calle 4 Oeste entre 2 y 3 Sur, en la ciudad de Guantánamo. Por estos días tiene al Líder de la Revolución más presente que de costumbre. Read the rest of this entry >>

Acometen en Guantánamo conservación de viales en la montaña

consturccion de viales_guantanamoUnos 36 kilómetros de pavimentación se terminaron en la carretera Guantánamo – Sagua de Tánamo en el oriente cubano, como parte de las acciones de mantenimiento a carreteras que el Centro Provincial de Vialidad asegura en las zonas montañosas del territorio, para un vínculo socioeconómico mayor entre los poblados. Read the rest of this entry >>

Llegan a Guantánamo primeros colaboradores provenientes de Bolivia


75279338 1375971209244814 4288866922021257216 nEl primer grupo de guantanameros que se encontraban prestando colaboración médica en Bolivia llegó este 17 de noviembre a la provincia, in Read the rest of this entry >>