Poca agua dejó la tormenta tropical Laura.

lluviasA pesar de la lluvia de los últimos días, asociadas al paso de la tormenta tropical Laura, los embalses de la provincia almacenan solo el 44 por ciento de su capacidad total, lo que implica solo ligera mejoría en comparación con los niveles de agua que acopiaban esas obras durante el mismo periodo del año anterior.

Según información del Puesto de Mando de la Empresa provincial de Aprovechamiento Hidráulico, los embalses Faustino Pérez (63,8 por ciento) y La Yaya (52,8) ambos fundamentales para el abastecimiento al núcleo urbano de la ciudad de Guantánamo y sus alrededores, son los más beneficiados.

En cobertura le siguen la presa sanantoniense Los Asientos, con poco más de la mitad de su vaso, escoltada por Jaibo, desde donde también se alimenta la población y las plantaciones de la ciudad capital de la provincia, mientras Pozo Azul, vital para el Valle de Caujerí, almacena un millón 800 mil metros cúbicos de agua.

La mayoría, excepto esta última, tienen reservas suficientes para abastecer a sus poblaciones por más de un año, aunque las precipitaciones desde enero son inferiores a las del similar periodo del 2019 y no representan siquiera la mitad del promedio histórico del territorio.

Fuentes del Puesto de Mando indicaron además que, entre las poblaciones que no se abastecen de las citadas presas, más de 22 mil guantanameros sufren las consecuencias de la sequía por agotamiento de una veintena de fuentes de abasto de Manuel Tames, Maisí, Baracoa, San Antonio del Sur, Imías y El Salvador.

De la lluvia asociada al sistema tropical lo más significativo en 24 horas fueron los 209 milímetros (mm) en San Antonio del Sur, 188 mm en Caimanera, 160 en Jamaica, y los 148 que beneficiaron a Imías, el municipio menos favorecido por las precipitaciones en lo que va de año.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.